La alimentación consciente es el arte de comer en estado de plena consciencia, prestando atención a las texturas, olores y sabores tanto como al impacto de los alimentos en nuestro cuerpo, en nuestro estado espiritual y emocional. También es el ser consciente del impacto ecológico en el planeta que tiene los alimentos que consumimos. La alimentación consciente tiene que considerarse tanto el camino hacia una existencia en mayor armonía con uno mismo, como así también la expresión de esa concordancia con el planeta.